¿Qué hace una extensión de archivo?

Te sorprendería saber que la extensión de un archivo, en Windows o en otra plataforma, en realidad no significa nada, o no hace alguna magia particular.

Es decir, el contenido de un archivo no cambia para nada al cambiar la extensión.

Por ejemplo, puedo utilizar Sublime Text para abrir un PDF, el cual luce algo así:

Archivo PDF visto en Sublime Text

Por supuesto, si lo abro en Acrobat Reader se ve algo así:

Archivo PDF, como se debería ver

Como dije, el contenido del archivo es el mismo en ambos casos. Es decir, la extensión no cambia eso.

La extensión de un archivo solo indica una cosa: determinar qué programa puede mostrar la información de la manera correcta, o de la manera en que fue diseñado.

¿Y eso como para qué?

Bueno, este conocimiento nos permite crear nuevas extensiones y atarlas a un programa para su visualización.

Así es como yo cree la extensión *.e37 para guardar mis letras, y le dije a Windows y Linux que esa extensión se abría con Sublime Text.

Por lo tanto, si creo un archivo nuevo llamado letra.e37 y doy doble clic, se abre esto:

Una letra se abre en Sublime Text, con visualización automática.

Windows sabe que los archivos e37 se abren con Sublime Text, y Sublime sabe que las letras se abren con su previsualización.

Así que, sí.

Las extensiones no cambian el contenido, ni previenen que un archivo se pueda ver de otra forma.

Son simplemente un atajo, para la computadora y nuestra mente, para saber qué tipos de datos vienen en el archivo y qué aplicación la abrirá.



Publicado: 2020-10-26





¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *